¿Te pide tu hijo un Ksi-Merito para Reyes? Lee este artículo primero

publicado en: blog | 0

¿Conoces los Ksi-Meritos? Son el juguete de moda para estas Navidades, viene de México y se está empezando a comercializar en España este mismo 2018, y está causando furor. La colección de muñecos son unos neonatos que vienen de un planeta del espacio exterior y que buscan aquí en la Tierra quienes los cuiden con mucho cariño y mimo. Los muñecos, que hay varios modelos a elegir, vienen aún sin nacer, y antes de sacar de la caja original, deben recibir una cuidados previos. Tienen una larga lista de accesorios de ropa, de juguetes, de andadores, de incubadora, de alimentos, y hasta de vacunas. Hasta aquí todo perfecto, es un producto muy bien diseñado desde el punto de vista del márketing.

 

Pero, ¿qué riesgos tiene este juguete si se lo regalas a tu hijo o hija estas Navidades?. Te contamos los riesgos para que los tengas en cuenta antes de decidir si comprarlo o no.

 

El precio es lo de menos, lo peor son los accesorios

El precio de cada muñeco es de unos 45 euros, que ya lo convierte en un juguete que no es barato. Pero ese no es el principal problema, porque desde que compras el juguete, éste requiere de una serie de cuidados que requieren necesariamente de productos originales y que suponen un coste añadido al coste del juguete. Se venden desde accesorios de ropa, hasta una larga serie de instrumental médico (andadores, incubadora,…) para el cuidado del muñeco neonato; pero además, necesitas comprar una larga lista de alimentos para darle de comer y seguir un estricto calendario de vacunas, que por supuesto, debes comprar en una tienda oficial de la empresa fabricante del juguete.

Comprarlo implica una estricta dedicación a su cuidado

Los Ksi-Meritos no son el típico juguete que lo compras, lo regalas a tu hijo, y juega con él cuando quiera y cuando se harta, lo guarda y punto. No. Este juguete incluso antes de sacarlo de la caja original requiere de un estricto seguimiento de unas instrucciones que duran hasta dos semanas para poder sacarlo de la caja y “nacer”. Al menos dos o tres veces al día hay que darle de comer, y como se ha dicho antes, requiere de un calendario de vacunas que se deben respetar escrupulosamente. Esto significa que antes de comprar el juguete, asegúrate de que tu hijo o hija está preparado para seguir atentamente todas las instrucciones, o te tocará a ti tener que estar pendiente del muñeco, como si no tuvieras ya obligaciones y preocupaciones, o terminarás tirando el muñeco a la basura.

 

Es un juguete sexista

En la foto de arriba aparece la Enfermera Tania, que cuelga vídeos regularmente en el canal de Youtube de la marca fabricante de los Ksi-Meritos y que da instrucciones detalladas de cómo atender y cuidar a tu muñeco neonato. Como padre interesado, te recomendamos no dejar de ver estos vídeos para que te hagas una idea de lo que implica comprar este juguete. Pero sólo con ver la vestimenta salta a la vista que es una imagen sexista de una profesión como la enfermería, que retratan como una profesión sólo apta para mujeres y con un uniforme más cercano a una película erótica que al de una enfermera o enfermero actual. Ya algunos colectivos de enfermeros han hecho críticas a la campaña de márketing de este juguete por tergiversar y deteriorar la imagen de esta profesión. Además, los colores empleados, y la mayoría de acciones que el muñeco requiere para su cuidado, van orientados a fomentar un estereotipo de que es la niña la que debe de ser una buena cuidadora de su juguete. 

Simplemente entrando en la web de la empresa distribuidora del juguete en España (ver) se leen cosas como “Si eres madre, seguro que has oído hablar de los Ksi-Meritos”, o “han ganado bastante popularidad entre las niñas de 6-12 años”, en clara referencia a que van dirigidos a las niñas, fomentando la imagen y el rol de la niña que cuida un bebé.

Puede provocar frustración en tu hijo o hija

Uno de los problemas principales de este juguete es el elevado número de instrucciones que se deben seguir para su correcto uso y mantenimiento, algo que requiere una gran dedicación y continuidad en los niños que tienen uno de estos muñecos, cualidades que no son precisamente habituales en esas edades, por lo que es muy probable que el muñeco termine enfermando por incumplir alguna de las múltiples instrucciones que se deben seguir. Tu hijo o hija se sentirá frustrado y culpable por no haber sido capaz de cuidar de su muñeco.

Fomenta la compradicción

Ya hemos hablado de que hay que estar comprando continuamente accesorios, alimentos y productos para el cuidado del muñeco, por lo que la principal acción a la que invita este muñeco es a pedirle a sus padres que le lleven a la tienda de juguetes a comprar el nuevo accesorio que necesitan. Un juguete cuyo principal y más evidente objetivo es fomentar la compradicción, no nos parece muy recomendable para niños de entre 6 y 12 años de edad.

Produce chantaje emocional contra los padres

Pongamos una situación, que el muñeco necesita uno de sus enésimos cuidados, y tu hijo o hija te pide ir a comprarlo a la tienda, y a ti en ese momento no te viene bien, por trabajo, por salud, por economía, o porque no quieres gastarte más dinero en el ‘juguetito’, ¿qué crees que pasará? Pues un conflicto familiar, ya que el menor proyectará en sus progenitores el no cuidar del muñeco y que este enferme o muera. Piense que este juguete es lo más parecido a una mascota real, incluso tiene más exigencias de cuidados que un gato o un perro, ¿dejarías que el gato de tu hijo muriera o enfermara por no llevarlo al veterinario? Seguramente no, y esta situación con el muñeco es lo más parecido, te verás llevando a tu hijo con su juguete a la tienda a comprar otro accesorio, o tendrás un problema en casa.

 

Una vez conoces los riesgos de comprar un Ksi-Merito, ¿se lo comprarás a tu hijo para Reyes?

Dejar una opinión