El 48% de los transportistas dan positivo por drogas, ¿por qué?

publicado en: blog | 0

Abrimos 2019 con una noticia que da para análisis profundo. La Guardia Urbana de Barcelona ha publicado un ‘tuit’ donde hace balance de los datos de controles de drogas que se han llevado a cabo entre mayo y diciembre de 2018, y sorprende y mucho que entre el colectivo de conductores de vehículos de transporte, el 48% de los controles han dado algún positivo en droga, algunos incluso dando positivo en más de una droga. Resulta interesante analizar estos datos, más allá de quedarnos solo con lo escandaloso de la cifra, teniendo en cuenta que se trata de un colectivo profesional, y que debería extremar más aún las condiciones de su conducción para evitar accidentes.

Análisis de los datos

Desde CETPAG valoramos qué puede explicar este altísimo porcentaje de conductores profesionales que han dado positivo en controles de drogas, y consideramos que este análisis resume bastante bien las condiciones en las que se desarrolla una adicción y a la vez, las condiciones a las que conduce una adicción. A continuación se analizan estos factores explicativos:

Condiciones laborales precarias. No es un secreto que hoy es una quimera aspirar a un puesto de trabajo en condiciones de contrato fijo, y que cada vez más se están implantando más trabajos en los que las condiciones laborales son muy precarias, fomentando el régimen de trabajo por cuenta propia (autónomos), o con contratos que encubren a un autónomo (falso autónomo), o contratos por horas. La llegada del comercio online y lo que se conoce como economía colaborativa, ha dado lugar a la llegada de numerosas empresas que gestionan la logística de este nuevo estilo de vida, y lo hacen mediante contratos laborales muy precarios, que obligan a los trabajadores a trabajar muchas horas al día para costear gastos y conseguir ser rentables; o a compatibilizar dos o más empleos para aspirar a conseguir un salario suficiente como para vivir independientemente. El estrés que produce este estilo de vida laboral está muy fuertemente asociado al consumo de sustancias, tanto de estimulantes como la cocaína o el éxtasis para mantenerse despierto más horas; como de depresores del sistema nervioso como el alcohol o el cannabis, que ayudan a dormir mejor o aliviar síntomas del estrés laboral.

El fomento del autoempleo y la falta de regulación horaria. Cuando compramos un paquete en internet y esperamos recibirlo al día siguiente; cuando hacemos un pedido de comida online y esperamos recibirlo sólo unos minutos después en casa,… ponemos en marcha una logística que posibilita estos servicios que es llevada a cabo por trabajadores que en la mayoría de los casos son autónomos, o trabajan por horas de servicio prestadas. Para que éstos trabajadores puedan obtener un beneficio rentable de su trabajo, tienen que trabajar muchas horas, y además, según demanda, es decir, trabajan en cuanto reciben el encargo, no pueden esperar al día siguiente, porque perderían el encargo. Esto, al final provoca que estos trabajadores no tengan horario laboral, no tengan número máximo de horas de trabajo, sino que cuantas más horas trabajen, mejor. Todo esto termina desajustando a estos trabajadores enormemente sus horarios y hábitos saludables de vida, que son factores de riesgo muy altos para el consumo de drogas.

Las personas que ya tienen un consumo de sustancias, se ven abocadas a este tipo de trabajos precarios. Por un lado, porque este tipo de trabajos se adaptan mejor al estilo de vida desestructurado de un consumidor de drogas, con días de ausencia, con días de mal estado emocional, sin tener que dar explicaciones a nadie y con horarios poco estrictos y muy flexibles. Y por otro lado, una persona con una adicción que ya ha desarrollado durante años, muy probablemente haya perdido varios trabajos con contrato por cuenta ajena (fijo o indefinido) por sus ausencias, o por bajo rendimiento ocasionado por sus altibajos emocionales; lo que le obliga a elegir este tipo trabajos donde no tiene un jefe, nadie le controla horarios ni rendimiento, sólo responde ante él mismo.

 

Todos estos factores explican buena parte de estos datos de transportistas que han dado positivo en drogas según la Guardia Urbana de Barcelona. Si usted tiene un trabajo parecido a los que hemos descrito, plantéese si ya ha tenido que recurrir a consumir drogas o psicofármacos para soportar su trabajo, pues es un indicador de mucho riesgo para caer en una adicción.

Si usted es ya consumidor de sustancias, valore si es este estilo de vida el que quiere seguir, o si por el contrario, quiere optar a tener un trabajo estable, con condiciones laborales adecuadas y que le permita tener una vida más tranquila y saludable.

Dejar una opinión