Terapia Deportiva

Desde hace mucho tiempo se ha relacionado una mayor actividad física con una mejor salud física, pero desde hace relativamente poco tiempo, se conoce que llevar una vida activa en el ejercicio deportivo también conduce a tener una mejor salud psicológica. Han sido ya numerosos los estudios que han encontrado una fuerte relación entre la realización regular de deporte y una mejor salud mental, hasta el punto de establecerse una relación inversa entre la realización de ejercicio y la vulnerabilidad a desarrollar un trastorno mental, o lo que es lo mismo, cuanto más actividad física desarrolla una persona, menos probabilidades tiene de desarrollar una enfermedad mental.

Pero, ¿por qué el deporte mejora no solo la salud física sino también la salud mental?

Los efectos fisiológicos que desencadena el deporte y que mejoran la salud mental aún no se han determinado, se sigue investigando cuál es el mecanismo neurofisiológico por el cual el deporte previene de la enfermedad mental. Pero sí se conoce que el apoyo social que se consigue mediante el deporte, y el compromiso que desarrollamos en éste sí tienen un efecto muy positivo en nuestra salud mental, ya que mejoran sensiblemente nuestra calidad de vida y el bienestar general.

En cambio, sí se sabe que hay ciertos neurotransmisores que están muy relacionados con la actividad física y que también intervienen en la salud psicológica. Estos neuotransmisores se les apoda como el “cuarteto de la felicidad”, ya que unos adecuados niveles de estos cuatro neurotransmisores conduce a un estado muy positivo de la salud emocional de la persona. Veamos pues cómo el deporte mejora los niveles de estos neurotransmisores:

  • Serotonina: Es la hormona conocida como la “hormona de la felicidad” ya que esta muy relacionada con un estado de bienestar o de depresión, dependiendo de cómo estén los niveles de esta hormona. Es de sobra conocido que las personas con trastornos de ansiedad y depresión presentan unos niveles muy bajos de esta hormona. Le mejor forma de aumentar los niveles de serotonina es a través de una dieta rica en proteínas y alimentos ricos en triptófano, mediante la exposición a la luz solar, evitando los episodios de ansiedad y estrés y sobre todo, mediante el ejercicio físico. En realidad, con la práctica regular de ejercicio, se consiguen todos los demás objetivos para aumentar los niveles de serotonina.

  • Endorfina: Es un neurotransmisor de estructura molecular similar a los opioides como la morfina, por lo que cuando nuestro organismo emite endorfinas, se produce un efecto relajante, analgésico, por lo que generan una sensación de bienestar. Estas endorfinas son especialmente beneficiosas para reducir los efectos de la ansiedad o el estrés. Las endorfinas nuestro organismo las segrega principalmente a través del ejercicio físico, y algunos alimentos picantes como la pimienta o la cayena. 

  • Dopamina: Es la hormona del placer, de manera que cada vez que realizamos algo placentero, esta hormona se segrega y refuerza la conducta de repetición de estas conductas. El superar retos y marcas en el deporte supone una importante fuente de dopamina, por lo que genera una fuerte sensación de placer.

  • Oxitocina: Es la hormona relacionada con los afectos, con la estabilidad emocional, y con la interacción social. La práctica deportiva conlleva establecer vínculos sociales y afectivos con otras personas que también practican el deporte, y por tanto, mejoran los niveles de esta hormona que también nos provoca una mejor sensación de bienestar.

¿Cuáles son los beneficios del deporte?

Ya se ha explicado que cuando se practica el deporte, se estimula la segregación de las cuatro hormonas de la felicidad, y cuando esto ocurre, se producen una larga serie de mejoras en nuestra salud psicológica, como los siguientes:

  • Una mejora de nuestra salud física, lo que nos previene de lesiones, enfermedades físicas y de otros problemas de salud.
  • Mediante la realización de deporte se estimulan las funciones ejecutivas de nuestro cerebro, como la planificación, la secuenciación, la temporarización o el control de impusos, que son fundamentales en la práctica deportiva y más aún en nuestra vida personal, social o laboral.
  • Mejora nuestras habilidades psicomotrices y sensoriales.
  • El deporte aumenta las hormonas antes descritas, por lo que se pueden reducir considerablemente los medicamentos para otras patologías tanto físicas como mentales.
  • Mediante el deporte se consiguen mejores lazos emocionales y sociales, ya que se comparten actividades con otras personas que tienen intereses similares y saludables.
  • Mejora la capacidad de esfuerzo, de sacrificio y la resistencia al estrés.

OBJETIVOS QUE CONSEGUIMOS:

Independientemente de la mejora de la condición física, favorecemos nuestras funciones cognitivas y conductuales.

Reforzamos y recuperamos valores como:

  • Capacidad de esfuerzo
  • Compromiso
  • Disciplina
  • Respeto
  • Orden
  • Humildad
  • Paciencia
  • Constancia…

Recuperamos hábitos saludables como:

  • Sueño
  • Alimentación
  • Ejercicio físico
  • Higiene

Facilita y entrena habilidades sociales como:

  • Liderazgo
  • Comunicación
  • Empatía
  • Trabajo en Equipo

Útil para el tratamiento de los siguientes trastornos:

  • ADICCIONES
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Transtornos de la alimentación
  • TDAH…