¿Qué dicen tus redes sociales de ti?

publicado en: blog | 0

Si te ha llamado la atención el titular es porque tienes redes sociales y publicas aspectos de tu vida personal en ellas regularmente. Te animo a revisar tus propias fotos, tus frases célebres que publicas y con las que crees identificarte, revisa también los viajes que has publicado que has hecho, los platos que has cocinado, los méritos deportivos que has conseguido y compartido, los vestidos o trajes que has mostrado y que identifican tu estilo de vestir.

Sé honesto, ¿representan tu vida de verdad? ¿Todos los días te vistes así?, ¿todos los días cocinas así?, ¿todos los días haces deporte con la misma intensidad?. Todo el mundo muestra en las redes sociales su mejor versión, aquello que considera que es la imagen que quiere proyectar al resto del mundo, y no muestra todo aquello de lo que se avergüenza o simplemente es cotidiano. 

La realidad es que seguramente te define más la foto tuya en pijama tumbado en el sofá que tu foto haciendo running; seguramente tu alimentación se acerque más a una pizza calentada en el horno que a una ensalada de brotes de soja con queso de cabra y semillas de chía.

Las redes sociales han conseguido llevar la vanidad a niveles jamás conocidos. Honoré de Balzac decía que “Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir”, y esto lo vemos continuamente en las redes sociales, la mayoría de publicaciones ya sea en Instagram, en Facebook o Pinterest son publicaciones vanidosas, que muestran cosas que no definen la vida real de quienes las publican.

¿Qué dicen realmente mis redes sociales de mí?

Fíjate en la foto de arriba de ese lindo gatito al que le pierde la pereza. ¿Es lindo, verdad? He elegido esa foto para ilustrar la vida real de la mayoría de los que cuelgan fotos maravillosas en las redes sociales, porque el gato tiene mucha más dignidad que cualquiera de nosotros tumbado en un sofá.

Sigmund Freud hace ya más de un siglo decía que nos vanagloriamos de aquello que adolecemos. Esto es, que damos importancia en nuestra vida a aquellas cosas que nos cuesta conseguir. Esto, llevado a nuestras redes sociales viene a decir que cuando publicamos una foto nuestra haciendo deporte es porque lo vemos algo excepcional, nos supone un esfuerzo y por ello nos sentimos orgullosos de ello, y lo compartimos con los demás. Cuando colgamos la foto de un plato muy elaborado y saludable es porque igualmente nos cuesta hacer de comer adecuadamente y la mayoría de las veces metemos algo en el microondas y poco más, por eso nos resulta algo excepcional. Podría seguir poniendo ejemplos de este tipo de fotos vanidosas que en realidad esconden vergüenzas o limitaciones.

Te propongo un ejercicio. Piensa en tu abuela, mucho antes de que hubiera redes sociales. Yo en mi caso mi abuela es una cocinera excepcional, hacía de todo, potajes, pucheros, arroces, embutidos, bizcochos, dulces de todo tipo, todo magníficamente presentado, todo cocinado con mucho amor y paciencia, y no lo hacía para mostrarlo a nadie, no se vanagloriaba por ello, sino que era algo que hacía todos los días, y su objetivo era disfrutar ella de una buen comida con sus seres queridos. Seguramente tu abuela o tu madre se corresponde bastante con este mismo perfil.

Seguro que tienes en tu vida personas que son muy deportistas, que lo realizan diariamente, que practican todos los deportes, y lo hacen de forma natural, porque lo disfrutan, porque es bueno para su salud, y no necesitan la aprobación ni la aceptación de los demás.

Así que, la próxima vez que vayas a colgar algo en tus redes sociales, párate unos segundos y piensa las siguientes cuestiones:

1) ¿Qué voy a conseguir publicando esta foto de mi vida? ¿mejora mi vida realmente o lo hago por vanidad?

2) ¿Qué consecuencias puede tener esa foto en mi vida? Piensa que la foto que cuelgas va a estar ahí mucho tiempo y la va a ver mucha gente, ¿hay alguien que te puede hacer daño con esa foto?, ¿qué crees que pasaría si dentro de un tiempo tú mismo ves esa foto, cómo te sentirías?

3) ¿Te impide hacer esa foto disfrutar del momento que estás teniendo?

 

Medita cuáles son tus motivaciones para publicar en tus redes sociales.

Dejar una opinión