A Laura Luelmo no la ha asesinado Bernardo Montoya, la asesinamos TODOS hace muchos años

publicado en: blog | 5

Quien escribe este artículo es licenciado en psicología y ejerciendo la profesión desde hace 16 años. En todo este tiempo he tenido en mi consulta mujeres maltratadas, menores abusadas sexualmente, niños maltratados, padres maltratadores, madres negligentes, adictos a todo tipo de sustancias, prostitutas y usuarios de prostitución, y así, un largo etcétera de personas que cada uno con su problema, me han contado lo que les pasa. Además, una de mis áreas de formación profesional es la psicología jurídica y forense, donde me he estado formando durante años en el abordaje psicológico de personas que cometen o sufren delitos, de psicópatas, de pederastas,….

 

Leyendo la triste (y esperada) noticia del descubrimiento del cuerpo de Laura Luelmo que yacía sin vida desde 2 o 3 días atrás, y con la detención de Bernardo Montoya como asesino confeso de la joven, todos los medios de comunicación y todos los partidos políticos se han subido al carro de sacar partido de este terrible acontecimiento. Unos hablan de cadena perpetua revisable, otros de pena de muerte, otros de endurecer las penas, otros de por qué se dejó en libertad a Bernardo cuando ya había sido detenido por otro homicidio de una octogenaria, otros proponen el uso de aplicaciones de móvil para que las mujeres no salgan a correr solas;… en fin, opiniones de todos los tipos y colores.

Yo soy mucho más negativo, lo siento. Mi postura sobre este tema es que Laura Luelmo murió hace muchos años, como también ocurrió con el caso de Diana Quer o de Marta del Castillo (y tantos otros casos similares). Laura, Diana o Marta murieron hace tantos años que incluso sus respectivos asesinos ni habían nacido. Que nadie se engañe, Bernardo no asesinó a Laura por un «cruce de cables» puntual; ‘El Chicle’ no asesinó a Diana Quer por un mal día, ni ‘El Cuco’ asesinó a Marta por un arrebato.

A Laura, Diana o Marta las asesinamos todos los que formamos parte de esta sociedad permisiva con la violencia. Las asesinamos todos los que miramos a otro lado cuando alguien conocido bromea con agresiones sexuales. Las asesinamos todos los que participamos o somos cómplices de prácticas tan censurables como la prostitución, la pornografía, la pederastia, la violencia de género, la violencia doméstica,…

Como psicólogo en ejercicio me encuentro a diario con padres permisivos con sus hijos que apuntan maneras; otros padres participan de conductas censurables delante de sus hijos; otros les ríen las gracias ante conductas machistas o violentas; otros hacen del delito, el fraude o la estafa un estilo de vida y esperan que por arte de magia sus hijos hagan aquello de lo que ellos no se han preocupado en hacer. Pero no sólo señalo a los padres o madres. Los agentes sociales (maestros, profesores, psicólogos, sanitarios, policías, jueces, abogados, políticos,…) no estamos haciendo nuestro trabajo. Hoy todo vale, hoy todo se permite, hoy todo tiene justificación, hoy todo tiene solución, y no, ni todo vale, ni todo se debe permitir, ni todo es justificable y ni mucho menos todo tiene solución.

Esta misma mañana leía una noticia sobre un documental que aborda el tema de las adicciones a las pantallas y estaba el texto rodeado de anuncios de cervezas que patrocinan ese mismo contenido. Hace unos días leía que una comunidad autónoma promovía programas de prevención de adicciones en los jóvenes, pero a la vez estaba aprobando una fiscalidad muy permisiva con las casas de apuestas online para atraer inversiones económicas de estas empresas. No tiene el menor sentido, podría poner muchísimos más ejemplos.

Bernardo Montoya es un asesino (de momento sólo confeso), pero no veamos en su figura un monstruo que vino de otro lugar. Bernardo se ha criado en una comunidad, en unas escuelas, en una familia y en una región donde había más personas que han recibido la misma educación, que jugaban con él cuando era un niño, que se saltaban sus clases cuando era un preadolescente, que empezaban a compartir alcohol y otras drogas cuando era un adolescente, y que incluso participaron con él en sus delitos cuando ya era un adulto. Bernardo es sólo la parte más visible de este enorme problema. No me creo que nadie más de su comunidad, grupo social o familia haya cometido otros actos igual de censurables que los que ha cometido Bernardo. De hecho, tiene un hermano gemelo que está en prisión.

Y digo más, en todas las comunidades hay un Bernardo Montoya. Los casos de malos tratos se dan en toda España, los casos de abuso de menores se dan en toda España, las drogas se consumen en toda España, la prostitución se consume en toda España, y los asesinatos se llevan a cabo en toda España. No focalicemos sólo en este señor.

Casos tan lamentables como el de Laura y anteriormente, el de Diana Quer o de Marta del Castillo, y tantos otros, han ocurrido hace unos días, pero el futuro de estas jóvenes se escribió muchos años atrás. Y no solamente el de estas jóvenes que han sido célebres por la atención mediática, sino el de miles de mujeres, menores, ancianos, homosexuales, inmigrantes, discapacitados y cualquier otra persona, que sufren cada día los efectos de la violencia.

Lo más triste de todo esto, es que si no cambiamos entre todos, muy posiblemente el destino de la siguiente Laura Luelmo esté ya escrito, sólo falta conocer el nombre de tan desgraciada chica y la fecha cuando se conozca.

Todos podemos poner de nuestra parte en hacer de este mundo un lugar mejor para todos. Empecemos hoy, no esperemos al siguiente episodio vergonzoso para solamente sentir cinco minutos de pena.

5 Respuestas

  1. Victoria Trujillo

    Supongo que mientras el mundo cambia se deben tomar medidas contra los asesinos y violadores y mas si son reincidentes. Y supongo que es muy politicamente correcto culpar de todo a la sociedad como hace usted en su articulo y supongo que si Laura Luengo fuese su hija su articulo tendria un contenido muy distinto salvo que usted no tenga sangre en las venas.

  2. Totalmente de acuerdo con este articulo.

  3. Totalmente de acuerdo con este articulo. A ver si empezamos a responsabilizarnos de una vez por todas!

  4. Buenas tardes, os ha dicho alguien que vuestro sito web puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

  5. Yo no estoy de acuerdo con este artículo para nada. Siendo asi que salgan todos los presos de las carceles, son inocentes de todo delito, son pobres angelitos en manos de una sociedad corrupta, todos fuera y vivan las banales excusas!!!!

Dejar una opinión