Las mujeres sufren más el consumo de drogas que los hombres

publicado en: blog | 0

La sociedad sigue penalizando a la mujer que consume drogas.
Perduran estereotipos machistas de generaciones anteriores

Históricamente mujeres y hombres han consumido drogas de forme muy diferente. Era un patrón conocido que los hombres consumían más drogas ilegales como cannabis, cocaína o heroína; mientras que las mujeres consumían más drogas legales, como alcohol o psicofármacos. 

No obstante, en los últimos años, estas diferencias se estaban reduciendo, y cada vez hombres y mujeres consumían drogas de forma más similar. Lo peor de esto, es que la paridad de género está alcanzándose perjudicando a la mujer, ya que no es que se igualen porque los hombres consuman menos sustancias ilegales, sino porque la mujer está aumentando su consumo de estas drogas, que antes estaban casi vetadas socialmente para las mujeres, y ahora sí las consumen con más libertad.

Es una triste forma de conseguir la paridad de género en cuanto al consumo de sustancias con el hombre, ya que se están eliminando prejuicios machistas contra el consumo de drogas de las mujeres para, precisamente, fomentar ese consumo en la población femenina.

Lo peor, es que si bien se están eliminando prejuicios machistas en cuanto al consumo de drogas, se sigue manteniendo otros prejuicios machistas sobre las mujeres consumidoras que perjudican a éstas.

Uno de los aspectos más delicados es la percepción del riesgo de consumir drogas. Mientras los chicos consideran que el riesgo de consumir drogas es entrar en peleas, las chicas creen que el problema es que pueden llegar a ser violadas o agredidas sexualmente.

Por otro lado, el consumo de sustancias en mujeres es percibido por la población general como un intento de hacer lo que hacen los hombres, o como una conducta poco femenina para una mujer; mientras que el consumo en los hombres es percibido como una conducta típicamente masculina.

Por último, y no menos importante, sigue habiendo un rechazo en la sociedad en las mujeres que consumen drogas y que necesitan ayuda profesional para solucionarlo, ya que se sigue percibiendo que una mujer que consume drogas y que tiene que buscar ayuda es que es una mala mujer y que no es buena madre de sus hijos ni buena esposa, e incluso pueden pensar que son malas hijas al creer que no han sabido guiar su vida de acuerdo a la educación recibida de sus padres.

Dejar una opinión