La mejor lección de vida de Jose, de Los Lobos

publicado en: blog | 0

Su nombre es José Pinto, pero todos los conocemos como “Jose” de Los Lobos, un equipo que ha batido todos los registros de concursos televisivos con más de dos años consecutivos de permanencia y más de 350 programas, siendo nuestro protagonista quizás, para muchos, el más carismático del equipo y el que más juego daba en cada programa.

Todos los que siguen el programa cada tarde antes del telediario de Antena 3, se habrán sorprendido de la extensísima cultura de todos los miembros del equipo, y habrán recibido muchísimas lecciones de cultura, de ciencia, de literatura, de arte, de música,… y de todo lo que se les ponga delante.

Hay que mencionar que este mismo equipo, con Jose también en sus filas, antes pasó por el programa de La 2 de Saber y ganar, donde estuvieron casi 100 programas, demostrando un altísimo nivel en cada programa.

No ha dejado nunca su trabajo de ganadero

Muy pocos se imaginan que Jose es de oficio ganadero, regentando un negocio de vacas charolesas en la provincia de Zamora, ya que cuesta creer que una persona con semejante nivel de conocimientos se dedique a un oficio tan rural y laborioso. Pero lo que casi nadie sabe, es que durante estos dos años que ha estado participando en el concurso Boom! de Antena 3, y con grabaciones de programas casi a diario, él ha seguido compatibilizando su participación en el concurso con el trabajo en su ganadería, teniendo que viajar constantemente entre Zamora y Barcelona. Este hecho hace aún más loable su excelente participación en el programa.

Los motivos de su sorprendente retirada del programa

Hace una semana, Jose sorprendió a todos los seguidores del programa con su repentino abandono, cuando ya llevaban acumulado 1,8 millones de euros entre los cuatro miembros del equipo y luchaban cada tarde por conseguir el bote de más de 3 millones de euros. En un principio, sólo se supo que lo hacía por “motivos personales“.

Ahora, ha concedido una entrevista y ha aclarado sus motivos, y ha dado la mejor lección de vida, por encima de cualquier respuesta compleja que haya dado en cada programa, y éstas han sido sus declaraciones:

"La ganadería es mi modo de vida, mi pan de cada día. La televisión, por mucho dinero que estés ganando, lo puedes ganar hoy pero mañana lo puedes dejar de ganar. Pan para hoy y hambre para mañana. No puedo dejar mi trabajo y mi sueldo por algo que puede ser eventual"

El razonamiento de Jose está a la altura de la inteligencia del personaje que hemos visto cada tarde durante dos años demostrando conocimientos extensísimos, y lo que ha hecho es valorar lo que tiene actualmente, que es un trabajo, el de ganadero, que le reporta beneficios económicos cada día, y que le ha permitido desde hace muchos años, vivir económicamente de ello. El dinero que llevaba acumulado en el concurso Boom! le servirá para vivir el resto de su vida mucho más holgadamente, o quizás le permita hacer inversiones en su negocio de ganadería que le permita mejorar sus ingresos.

Muchos no entienden que haya abandonado con más de 3 millones de euros de bote pendiente. Pero la realidad es que el bote es muy complicado de conseguir, de hecho, ellos llevan 350 programas intentado conseguirlo y no lo han logrado. Lo cierto es que es más probable que otro equipo un día los elimine del programa y no lo consigan.

Jose ha debido de valorar más positivamente dejar el programa, y centrarse en exclusiva en su negocio y en su familia, que seguir en el programa más concursos, poniendo en peligro su negocio y dejando de lado a su familia por más tiempo.

Hay que aplaudir esta decisión de Jose, y entender que ésta es la verdadera demostración de inteligencia, mucho más que cualquier respuesta rebuscada de arte o literatura.

Debemos de aprender de esta lección que nos ofrece Jose Pinto y valorar más un trabajo cotidiano que nos ofrece ingresos estables y regulares, más que buscar dar pelotazos económicos; y además, hay que valorar más la vida personal y familiar que el mundo de la fama y el éxito.

Gracias, Jose por enseñarnos esta preciosa lección. Me da que no será la última vez que te veremos por televisión.

Dejar una opinión