James Hetfield, líder de Metallica, vuelve a ingresarse en una clínica tras 17 años sobrio

publicado en: blog | 0

Cuesta encontrar a alguien que no conozca a James Hetfield, sobre todo, entre la población de entre 40 y 50 años y cuyos gustos musicales sean el rock, pero si simplemente decimos que se trata del líder y cantante del grupo Metallica, es difícil encontrar una persona en el planeta que no sepa de quien estamos hablando.

Estos días, además, los seguidores de la banda estaban de enhorabuena, ya que esta misma semana se estrenó en los cines de todo el mundo el concierto que la banda dio con la Orquesta Sinfónica de San Francisco, lo que todo el mundo conoce como S&M2, la continuación del célebre S&M de hace 20 años. Además, la banda anunciaba desde su propio sitio web las nuevas fechas de la gira de la banda, tras una misteriosa cuenta atrás.

Pero no todo iban a ser buenas noticias, y hace solo unos días se ha conocido que el líder y cantante de la banda, James Hetfield, volvía a ingresarse en una clínica de desintoxicación para tratarse un problema de alcoholismo, lo que ha preocupado a muchos de sus fans, que no saben si este hecho pondrá en riesgo las actuaciones anunciadas por la banda. 

No es la primera vez que Hetfield entra en una clínica para desintoxicarse, ya que en 2004, el cantante tuvo que pasar un tiempo en rehabilitación por el alcohol, lo que retrasó la publicación del documental «Some kind of monster». Desde entonces, Hetfield había estado sobrio, supuestamente, hasta que estos días ha tenido que volver a ingresarse tras una recaída en el mismo problema.

Un caso como este de Hetfield, debe enseñarnos varias lecciones importantes:

1) Que da igual quiÉn eres, tanto el líder de una de las bandas más exitosas de la historia de la música, o una persona de a pie, la enfermedad de la adicción no perdona a nadie.

2) No importa el tiempo que lleves en abstinencia, si te relajas y dejas de hacer tu tratamiento, vuelves a caer en el mismo problema otra vez. En el caso de Hetfield han sido ni más ni menos que 17 años.

3) Que el alcohol es tan grave y peligroso, o más, que otras drogas teóricamente más fuertes o ilegales como la cocaína o la heroína. No hace falta ir a drogas más peligrosas, el alcohol se basta para arruinar la vida a cualquiera.

4) Que la enfermedad de adicción no entiende de obligaciones ni responsabilidades, aparece cuando aparece, y no tiene nada que ver que este cantante esté preparando una nueva gira de conciertos, o como en 2004, que estaban grabando un documental sobre la banda que se tuvo que retrasar por su ingreso en una clínica. La enfermedad está por encima de todo.

5) Que no importa la fama que tienes, el dinero que tienes, o las obligaciones que tienes, que para frenar la enfermedad, sólo se conoce una forma: PARARSE

 

Solo nos queda desear la mejor recuperación posible a James Hetfield, y que vuelva cuanto antes para que sus fans de todo el mundo sigan disfrutando de su música. Esperamos, también, que esta vez el cantante sea capaz de gestionar mejor su tratamiento y que no tenga que volver a ingresarse otra vez por el mismo motivo.

Dejar una opinión