¿Sabías que el boom de los gimnasios ‘low cost’ se sustenta por tu pereza?

publicado en: blog | 0

La palabra GIMNASIO nos evoca a personas haciendo deporte, a personas que quieren llevar una vida sana, a sacrificio, a esfuerzo, a compromiso,… Tenemos la imagen de que las empresas que gestionan los gimnasios se lucran gracias a la gente sana y que se esfuerza cada día por superarse y llevar una vida mejor.

MENTIRA

En España hay más de 4.400 gimnasios, más de 5 millones de usuarios registrados, lo que nos sitúa en el ‘Top 5’ de los países europeos con más usuarios registrados en gimnasios, y se facturan más de 2.000 millones de euros al año. La media de usuarios de estos clubes es de unos 1.100 socios registrados.

Si vas a cualquier gimnasio verás a sólo unas decenas de usuarios haciendo deporte, quizás en las horas más concurridas puede haber unas cien o quizás doscientas personas, ¿dónde está el resto de socios?

Los gimnasios conocidos como ‘low cost’ han creado un modelo de negocio que busca atraer a muchos socios, pero esos socios tienen que ser pasivos, porque si todos fueran socios activos y acudieran diariamente a las instalaciones, éstas se colapsarían y dejarían de ser útiles, y los socios dejarían de acudir.

El objetivo de socio ideal de estos gimnasios es aquella persona que decide iniciar un proceso de vida sana, que se apunta a un gimnasio buscando una oferta atractiva para matricularse, firmar un contrato de permanencia de un año o de varios meses, que va unos cuantos días y que luego, o deja de ir o va un o dos días a la semana. Es el socio perfecto para este tipo de gimnasios, una cuota anual casi a coste cero, porque apenas hará uso de las instalaciones y gastará pocos recursos.

Estos gimnasios además, han optimizado el modelo de negocio, de manera que en la cuota mensual sólo incluyen lo necesario, como es el acceso a las instalaciones deportivas, pero luego a menudo hay que pagar para usar servicios como duchas, taquillas, algunas clases específicas, servicios de entrenamiento personal, y por supuesto, un gran merchandising de ropa deportiva o artículos de nutrición.

 

¿Qué puedes hacer si buscas gimnasio?

Como casi siempre, año nuevo, vida nueva, y todos nos ponemos propósitos a conseguir durante este año, y uno de los más frecuentes suele ser el de inscribirnos en un gimnasio. Los clubes de fitness lo saben, y agudizan en estas fechas sus campañas de publicidad para captar nuevos socios, y buscan precisamente esos socios que se inscriben impulsivamente, y que luego no van apenas al gimnasio. Para que no cometas ese error, te recomendamos lo siguiente:

1) No elijas el gimnasio por el precio, sino por tu comodidad. A menudo nos dejamos llevar por ofertas muy atractivas, pero no tenemos en cuenta otros aspectos que a la larga harán que no utilicemos el gimnasio diariamente.

2) Busca cercanía y unas instalaciones adaptadas a tus necesidades. La cercanía hará que te cueste muy poco esfuerzo acudir al gimnasio, mientras que si eliges uno más alejado, aunque sea más económico, dejarás de asistir muy pronto. Las instalaciones no son iguales en todos los gimnasios, pues unos están más orientados al cardio, otros a la musculación, otros a clases colectivas, elige tú uno que se adapte a tus necesidades de entrenamiento.

3) Busca una motivación externa, un compromiso. Tener un compañero de deporte te supondrá una fuerte motivación, tendrás la obligación de asistir regularmente, se te hará más entretenido ir a hacer deporte, puedes ponerte metas conjuntas y luchar conjuntamente por conseguirlas. Valora muy positivamente un gimnasio en el que coincidas con amigos tuyos, y que te sirva de motivación para asistir regularmente.

4) Ponte objetivos personalizados. No vayas al gimnasio sin más, a hacer deporte sin control, sino ponte objetivos concretos, y para eso es conveniente buscar el consejo de alguien que sepa de entrenamiento deportivo. Puedes buscar el asesoramiento de un entrenador personal, o bien en muchos gimnasios hay personal cualificado que te puede orientar en tus objetivos de entrenamiento. Valora también a la hora de elegir el gimnasio si cuentan con personal cualificado, con titulación oficial de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, no simplemente un ratón de gimnasio que se las da de saber de todo.

 

Lo más importante, NO VAYAS AL GIMNASIO, SINO DESARROLLA UN ESTILO DE VIDA ACTIVO. Un error muy habitual es pretender seguir con la misma vida sedentaria de siempre, pero asistir una hora al día a un gimnasio, eso además de ser insuficiente, terminará por abandonándose. En cambio, si desarrollas una vida activa donde el deporte forme parte importante de tu vida, éste se convertirá en una inercia, saldrás a correr, practicarás ciclismo, jugarás al fútbol, y puede que incluso vayas a hacer deporte a un gimnasio.

 

Dejar una opinión