¿Te preocupa la genética en las adicciones para tu hijo? Deberías preocuparte más por tu ejemplo

publicado en: Noticias | 0

 

La genética. Una disciplina de la ciencia que nos ha prometido grandes avances en medicina, en psiquiatría, en psicología, en nutrición, y hasta en cosmética. No es extraño ver un telediario donde se anuncia a bombo y platillo un descubrimiento científico ligado a la genética que nos augura una cura de una enfermedad, el desarrollo de fármacos específicos para cada persona según sus genes, la posibilidad de hacer dietas personalizadas según la genética de cada individuo, y hasta productos cosméticos individualizados según nuestro genoma. Son titulares que siempre atraen la atención de nosotros, nos prometen avances magníficos y solucionar graves problemas de la especie humana desde nuestros antepasados.

Si usted es padre, seguramente en más de una ocasión habrá pensado en qué genes le está dejando en herencia a sus hijos. Habrá pensado que quizás su hijo herede su calvicie, o los problemas cardiacos de su abuelo, o la tendencia a la obesidad de su madre, o si heredara la adicción de algún familiar cercano. Es normal que esto le preocupe. Centrándonos en el tema de la genética y las adicciones, podríamos llenar páginas enteras de datos de estudios sobre la relación entre padres e hijos en relación al consumo de determinadas sustancias.

Sin embargo, tenemos dos buenas noticias si esto le preocupa sobre el futuro que tendrán sus hijos con respecto al consumo de sustancias. La primera buena noticia: LA GENÉTICA NO EXPLICA NI PREDICE LA ADICCIÓN DE NADIE. Por muchos datos que se encuentren en numerosísimos estudios epidemiológicos, algunos ofrecen una alta heredabilidad de la adicción entre padres consumidores e hijos que terminan siendo consumidores, esos datos siempre serán correlacionares, nunca causales. Es decir, lo único que dicen es que si usted tiene un problema de adicción a una sustancia, su hijo, dependiendo del estudio, tendrá un 20%, un 40%, un 50%,…. de probabilidades de desarrollarla, pero nunca le podrán decir que su hijo desarrollará la adicción porque usted haya sido adicto. Además, se puede dar el caso de que su hijo desarrolle la adicción y que no tenga nada que ver con que usted también la haya padecido como progenitor. Estos estudios correlacionares presentan numerosos errores técnicos, hasta el punto que estudios muy similares arrojan porcentajes de heredabilidad muy dispares, por lo que son poco creíbles y menos aún, fiables. También hay que tener en cuenta que no todos los pacientes que desarrollan una adicción tienen progenitores adictos, y tampoco tienen familiares cercanos que la padezcan, por lo que su adicción no ha podido ser heredada. En conclusión, la genética sólo nos ofrece una probabilidad estadística, pero nada mas.

La segunda buena noticia, SU EJEMPLO COMO PADRE O MADRE SÍ ES DETERMINANTE EN EL DESARROLLO FUTURO DE UNA ADICCIÓN EN SU HIJO. Si realmente le preocupa el futuro de sus hijos en relación al consumo de sustancias, no se preocupe por la genética, y en cambio, ocúpese más de darle a sus hijos un ejemplo de una vida sana y lejos del consumo de sustancias. Puede serle de ayuda estas recomendaciones:

  • Evite que sus hijos se expongan gratuitamente a episodios de consumo de cualquier sustancia, el alcohol y el tabaco incluidos.
  • Si usted consume alguna sustancia, evite que sus hijos le vean consumir y trate de evitar que sufran las consecuencias de este consumo.
  • Muestre a sus hijos una vida saludable, lejos de entornos tóxicos, rodeados de personas saludables.
  • Fomente el deporte como la mejor forma de socializar y llevar una vida saludable.
  • Trate de fomentar actividades y conductas sanas y que fomenten una socialización alejada de las drogas.
  • Evite discusiones, conflictos, enfrentamientos, tanto con su pareja como con otros miembros de su familia o amigos.
  • Muestre un estilo de vida honrado, legal y basado en el sacrificio y el esfuerzo.

Esta es una gran buena noticia para todos los padres, ya que es un empoderamiento con respecto a la posibilidad de que sus hijos desarrollen una adicción. Todos los padres deben saber que el hecho de que sus hijos desarrollen o no en el futuro una adicción, dependerá en buena medida de que les enseñen un estilo de vida alejado de las drogas y además, les muestren las bondades de una vida saludable.

La mejor herencia que puede dejar a sus hijos no es una excelente genética, ni un patrimonio envidiable, sino la capacidad de disfrutar de la vida, la capacidad de ser feliz, de llevar una vida donde el deporte ocupa un lugar principal, y donde los amigos saludables son una norma y no una excepción. 

 

_____________________________________________

Antonio José Gijón López

antoniogijonlopez@gmail.com

_____________________________________________

 

Dejar una opinión