El consumo prolongado de ansiolíticos aumenta el riesgo de desarrollar una demencia

publicado en: blog | 0

- El consumo de benzodiacepinas alcanza a más del 20% de las personas mayores de 65 años en España
- Es uno de los psicofármacos que más se han prescrito para tratar la ansiedad.
- Se está demostrando que aumentan en casi un 50% el aumento de desarrollar una demencia.

La familia de las benzodiacepinas son los fármacos que más se están utilizando para abordar problemas de ansiedad y de insomnio, alcanzando una gran parte de la población española que en algún momento ha recibido algún tipo de fármaco de esta familia. Ya se conoce desde hace muchos años el riesgo de desarrollar una adicción a este tipo de psicofármacos, y algunos estudios ya apuntaban a que podía haber una relación entre el consumo de estos fármacos y el riesgo de desarrollar una demencia. 

Pero ha sido recientemente cuando están apareciendo estudios más consistentes que encuentran que aproximadamente el riesgo de desarrollar una demencia es de un 50% mayor en aquellos ciudadanos que han estado tomando algún fármaco de las benzodiacepinas en comparación con otras personas que no han recibido un tratamiento farmacológico de este tipo.

En España estos fármacos son muy prescritos para tratar ansiedad o insomnio en personas mayores de 65 años, llegando hasta a un 20%, aunque en otros países como Francia, se alcanza hasta el 30%.

Se considera que hasta ahora no se había tenido en cuenta este riesgo de desarrollar una demencia porque se trataba de una población de alto riesgo de desarrollar una demencia, y que el consumo de benzodiacepinas no era un factor de riesgo relevante. Los estudios más recientes, en cambio, demuestran que pueden aumentar ese riesgo hasta en un 50%, que es muy significativo.

Lo que se ha encontrado es que en un alto porcentaje de pacientes que recibían tratamiento con benzodiacepinas tenían una mayor propensión a tener problemas para memorizar información nueva, que es uno de los síntomas más relacionados con la aparición de una demencia.

Los nombres comerciales más comunes de este tipo de fármacos que se comercializan en España son Valium, Orfidal, Tranxilium, Rivotril, Lexatim, Trankimatim o Ketazolam, entre otros muchos.

Se señala que se está haciendo un abuso y mal uso de este tipo de fármacos, que deberían prescribirse para unas semanas solamente, y en cambio, muchos pacientes los toman durante largos periodos de tiempo, tendiendo a la cronicidad.

 

Dejar una opinión