Cuidado, mañana te puede tocar El Gordo y arruinarte

publicado en: blog | 0

Mañana es el día 22 de Diciembre, es el día tradicionalmente asociado a la celebración del sorteo de la Lotería Nacional de Navidad, y que es el pistoletazo de salida de las fechas navideñas. ¿Quién no ha imaginado alguna vez conseguir el famoso Gordo de Navidad? Es fácil verse con una gran suma de dinero conseguida sin esfuerzo, y es fácil pensar que te soluciona la vida.

Nada más lejos. De hecho, es muy probable que después de tocarte la lotería, en no más de 5 años ya te hayas gastado el dinero. Según estudios estadísticos, más del 70% de los afortunados en esos 5 años ya se han gastado todo el dinero.

Pero además, son muchos los que años después de haberle tocado el Gordo de Navidad, no sólo se han gastado el dinero, sino que han terminado endeudados, y te explicamos algunos de los factores de riesgo que debes tener en cuenta si te toca el premio para evitar terminar peor que antes de que te tocara la lotería.

 

Los amigos y familiares, verán en ti la solución de sus problemas.

Te ha tocado el Gordo de la lotería, sin esfuerzo, una cantidad de dinero muy grande. Esto te convertirá en el ojo de todas las personas de tu entorno que acudirán a ti para pedirte dinero para saldar una deuda o para comprarse algo que por sí mismo no podrían pagarse. Es una muy mala idea empezar a pagar los desfases de tus amigos o familiares, sobre todo, porque harás un efecto llamada a los demás, por el famoso «por qué a aquel sí y a mí no», y terminarás dejándote una gran cantidad de dinero de tu premio pagando cosas que no son tu responsabilidad, y que además, no son necesarias. Pero a la vez, si te niegas, perjudicarás la relación con esa persona, que verá en ti una persona egoísta y tacaña.

Tu desconocimiento de las finanzas, un enemigo muy peligroso.

Ganar una gran suma de dinero de golpe no es lo mismo que ganar todos los meses un dinero que consigues con esfuerzo y sacrificio. Para empezar, tendrás que hacer frente a una serie de impuestos a Hacienda, que ya te mermarán sensiblemente el premio obtenido, pero que si no lo gestionas bien, puedes terminar pagando más dinero por errores fiscales. Tienes que tener en cuenta que tener un descuido fiscal en una economía de una persona con un salario normalizado puede conllevar una pequeña sanción administrativa, pero un descuido o error en temas fiscales en estas cantidades, te supondrá varios miles de euros de penalización. Además, piensa que gestionar una gran suma de dinero implica elegir bien el banco en el que depositas tu dinero, tener en cuenta los intereses que te dan anuales, y las posibles comisiones. Una mala elección te costará varios miles de euros.

¿Quieres montar un negocio? Cuidado, puedes acabar endeudado.

Es uno de los errores más habituales de los que ganan el Gordo y terminan perdiéndolo todo. Es fácil pensar que con el dinero de la lotería lo más inteligente es montar un negocio y así poder dejar tu trabajo por cuenta ajena. En principio es una buena idea, pero hay que saber llevarla a cabo, porque un negocio mal planificado, acabará no siendo rentable, y lejos de ser una fuente de ingresos, terminará siendo una agujero de deudas. Un negocio no es sólo una inversión para obtener más beneficios. Un negocio es un proyecto de vida con años de proyección. Para que un negocio sea rentable, tiene que haber detrás una profesionalidad, una vocación de servicio,  sobre todo, un estilo de vida ligado a ese negocio. Si alguien piensa en montar un restaurante para dejar de trabajar, se equivoca, terminará arruinado. El dinero de la lotería se puede usar para financiar un proyecto de negocio que ya se haya planificado adecuadamente y sobre todo, con tu dedicación absoluta al proyecto.

¿Tienes pensado darte un caprichito?

Otro error es comprarse un coche de lujo, comprar joyas, comprarse una casa muy costosa, comprarse ropa de lujo, o darse viajes muy costosos. Pero todo esto tiene un problema, además de ser muy costosos, requieren un mantenimiento. Comprarse un coche de lujo no sólo supone un gran desembolso inicial para comprarlo, sino que luego tendrás que hacer frente al coste del seguro, de su combustible, tendrás que costear una segura cochera donde guardarlo, además de posibles averías o accidentes. Una casa de lujo ocurre algo similar, no sólo es lo que cuesta la vivienda, sino los consumibles que necesita para habitarla, los muebles, la limpieza, los seguros que vas a tener que pagar, sistemas de seguridad para que nadie te robe (encima, te convertirás en el objetivo de muchos maleantes). Piénsate ese capricho dos veces, seguramente sea una malísima inversión.

Ser rico no es tener mucho dinero.

Puede parecer una contradicción, pero una cosa es tener una gran suma de dinero en el banco porque la has heredado o porque te ha tocado una lotería, y otra cosa es ser rico. El rico puede tener incluso menos dinero en el banco que tú, pero tiene una fuente continua de ingresos, a través de alquiler de inmuebles, o a través de una empresa que le reporte suculentos beneficios.  Un rico no le importará gastarse una gran cantidad de dinero en un coche, a pesar de que luego tenga que seguir pagando mucho dinero para mantenerlo, porque seguirá teniendo una fuente de ingresos para seguir haciendo frente a los gastos; mientras que tú sólo podrás comprar el coche, pero un día no tendrás dinero para poder usarlo.

 

Por todo esto, si mañana eres uno de los afortunados ganadores, piensa un poco qué vas a hacer con el dinero, ten en cuenta todo lo anterior, y no cometas los mismos errores que ya han cometido otros afortunados antes que tú.

 

A pesar de todo, te deseamos suerte para mañana.

Dejar una opinión