Así es como tu móvil te hace más adicto aún

publicado en: blog | 0

La llegada de la nueva generación de móviles, así como las nuevas conexiones de internet 4G y la nueva 5G están dando lugar a que las marcas comerciales tienen una nueva herramienta para hacernos más consumistas. No solo hablamos de que cada vez hay más adictos a internet, al móvil o a las nuevas tecnologías en general, sino que también pueden fomentar la aparición de otro tipo de adicciones. En este artículo te explicamos cómo y por qué tu móvil puede ser tu principal riesgo si eres adicto, para tener una recaída en tu consumo principal.

 

La adicción, es el negocio más rentable

Las marcas invierten mucho dinero en lo que se llama fidelización de clientes, que es la manera que tiene una marca de conseguir que un cliente vuelva lo antes posible a consumir tu producto, y más aún, que no consuma productos de la competencia. Intentan ofrecerte propiedades y características de su producto como si fueran únicas y exclusivas, frente a productos de la competencia, o tratan de transmitirte unos ideales o valores ajenos al producto, pero con los que el cliente se identifica, y consume más regularmente y fielmente.

¿Hay mejor fidelización de un cliente que un adicto a tu producto? Pues no, conseguir adictos a un producto es sinónimo a conseguir un comprador compulsivo que vuelve una y otra vez a comprar ese mismo producto. Las marcas lo saben, y lo peor es que ahora saben cómo convertir los tradicionales clientes fieles a una marca en clientes adictos a esa marca. Es el negocio redondo y más rentable posible.

 

 

El móvil, la principal herramienta adictiva

Aunque usamos numerosos dispositivos tecnológicos para conectarnos a internet, como portátiles, ordenadores de sobremesa, tabletas, o televisiones inteligentes, es sin duda el móvil el más utilizado por las compañías para saber cómo convertirte en adicto. El móvil se ha convertido en la principal fuente de datos de la vida de las personas que luego las compañías utilizan para venderte sus productos. Piénsalo bien. Con el móvil vas a todos lados, y gracias a su geolocalización por GPS, cada viaje que haces, en cada negocio que entras, cada recorrido que realizas diariamente, la zona por la que haces deporte,…. todo queda registrado a través de tu móvil, y gracias a la inteligencia artificial, se hacen análisis complejos de todos los datos y se establecen patrones de comportamiento muy sofisticados.

Pero hay más. ¿Sabes que tu móvil registra las conversaciones que tienes? El micrófono por que mantienes conversaciones registra palabras clave y establece patrones de conversaciones habituales que dan lugar a intereses, motivaciones, necesidades e incluso ideales religiosos, políticos o deportivos. Gracias a tus conversaciones a través de tu móvil, alguien al otro lado sabe qué te interesa, qué necesitas, qué piensas, qué odias,… y se aprovecha de esa privilegiada información.

Sigamos. ¿Tienes tus redes sociales configuradas en tu móvil? Seguro que sí. Todo lo que publicas en ellas también queda registrado, pero además, registran la gente con la que te relacionas y también analizan los intereses y motivaciones de éstos, y los relacionan con los tuyos y también establecen patrones. Solamente sabiendo com qué tipo de personas te relacionas y las motivaciones de éstas, saben muchas cosas de ti

Tus búsquedas en el móvil por supuesto quedan registradas, como las páginas por las que navegas, aquellos contenidos por lo que muestras más interés o te detienes más tiempo. Todo queda registrado.

¿Qué pasa si soy adicto?

Pues si eres adicto y tienes algún punto de vulnerabilidad, ten por seguro que las grandes compañías lo saben y tratarán de explotarlo. ¿Cómo? De las siguientes maneras.

¿Consumes pornografía en tu móvil o dispositivos tecnológicos? No trates de ocultarlo, lo saben perfectamente, y no, no se trata de que borres el historial de navegación, saben qué tipo de pornografía consumes, tus preferencias, gustos y deseos. Misteriosamente en tus terminales aparecerán contenidos eróticos, y “casualmente”, del tipo de tu gusto. El objetivo es despertar tus deseos más incontrolables y termines consumiendo más pornografía.

Lo mismo ocurre si eres comprador compulsivo. Saben todo de ti, y saben qué te gusta más, y lo que es peor, saben antes que tú lo que necesitas. Compañías como Amazon saben que necesitas productos cotidianos antes que tú. Si has comprado consumibles de impresora, justo unos días antes de que se te acabe la tinta, verás anuncios de ofertas de tinta de impresora. Si tienes mascota, periódicamente te llegarán ofertas de alimento para tu compañero. Así, igualmente, con cualquier otro producto que tengas debilidad por él.

Si tienes algún problema de consumo de alcohol, cannabis o alguna otra droga, igualmente, no dudes que estas compañías lo saben, por las fotos que pones, por la gente con la que te relacionas en tus redes sociales, las búsquedas que haces en internet, las noticias que lees sobre drogas o problemas derivados de su consumo. Sin saber por qué, te llegarán anuncios de bebidas alcohólicas, te ofrecerán viajes o actividades donde es habitual consumir alcohol, te llegarán noticias justificando el consumo de drogas,… todo para actives tus deseos de consumo.

 

¿Qué puedo hacer para protegerme?

Si eres adicto y tienes un smartphone moderno, debes tener muchas precauciones para evitar que tu propio dispositivo sea un peligro para recaer en tu adicción. Puedes hacer las siguientes estrategias:

No tengas un smartphone si no es necesario, utiliza un teléfono móvil tradicional, sin datos, te evitarás todos estos problemas. Es común que los adictos en tratamiento al menos durante un tiempo sustituyan su smartphone por un teléfono de este tipo. Es claramente ventajoso.

Limpia tus redes sociales. Elimina todos tus contactos de riesgo que estén relacionados con tu adicción, y así no te seguirán relacionando con personas tóxicas. Lo recomendable es no tener redes sociales por un tiempo, cerrarlas definitivamente, o empezar unas nuevas sin personas de riesgo.

Controla qué haces con tu terminal, qué buscas haces, qué contenidos visualizas, incluso de qué hablas con él. Si tienes que buscar información sensible o relacionada con tu consumo, sería conveniente hacerlo desde otro dispositivo ajeno a tu influencia. Si utilizas tu móvil para hacer búsquedas de riesgo, lo estarás “contaminando” y te llegará información o estímulos de riesgo.

Dejar una opinión