Hemos probado la aplicación de LIDL para ti, estos son los riesgos

publicado en: blog | 5

Hace más o menos un mes, la cadena de distribución Lidl sorprendió a sus clientes con la implantación de la aplicación Lidl Plus que aporta a sus clientes muchas ventajas, ofertas personalizadas y cupones de descuento. Hemos probado durante unos días el funcionamiento de la aplicación, y hemos sacado algunas conclusiones que consideramos pueden ser de interés para conocer los riesgos que tiene usar este tipo de aplicación. En CETPAG consideramos que los usuarios están indefensos ante la llegada de cada vez más aplicaciones tecnológicas, y son muy poco conocedores de los riesgos que pueden tener, ya que aparentemente sólo aportan ventajas al usuario. En este artículo, comentaremos las ventajas de esta aplicación, pero también los riesgos de su uso.

Vayamos primero con las ventajas de Lidl Plus, que son varias:

– La aplicación es gratuita, sólo tendrás que meterte en su servicio de aplicaciones de tu móvil y buscar Lidl Plus, te aparecerá enseguida, la descargas e instalas en poco más de dos minutos. El registro sí te puede llevar algún minuto más, te pide tus datos personales, dirección, tienda de Lidl a la que comprar habitualmente y un correo electrónico que deberás validar. La aplicación va asociada a tu número de móvil, por lo que si cambias de número, tendrás que actualizar la aplicación.

– Te da un cupón de bienvenida de 5 euros de descuento. Solo por instalar la aplicación, tienes un cupón de bienvenida de 5 euros, pero ojo, tienes que activarlo previamente, y la compra debe ser superior a los 30 euros.

– Tienes todas las semanas ofertas exclusivas para los usuarios de Lidl Plus, que además, te los ponen en la entrada del supermercado. Si no tienes la aplicación instalada en tu móvil, esos productos los pagarás a su precio habitual, mientras que para los usuarios de la aplicación, tienen un descuento exclusivo de entre un 20% y un 30%. Tienes que tener en cuenta que normalmente esta oferta está limitada a 24 unidades.

– Te ofrecen cupones exclusivos de descuento en productos que duran unos pocos días, y que están limitado normalmente a solo dos unidades. Los descuentos están entre un 20% y un 40% sobre el precio habitual del producto. Los cupones tienes que activarlos antes de pasar por caja.

– Después de cada compra, te aparece un «Rasca», que te da la posibilidad de obtener algún premio por la compra. A mí me ha salido dos veces una bolsa de rafia de regalo (desde hace un tiempo en Lidl ya no hay bolsas de plástico), y algún descuento de 0,25 euros para la compra siguiente. Estos obsequios salen en forma de cupón que podrás canjear en la siguiente compra, pero tendrás que activar el cupón antes de usarlo. Tienes 7 días para poder canjearlo.

– Tienes la posibilidad de tener todos tus tickets de compra en tu móvil, sin necesidad de estar guardando el papel de cada compra.

– Puedes consultar todos los folletos semanales, con sus ofertas, en tu móvil en formato digital.

 

Todas estas son las ventajas de usar esta aplicación, que como se puede comprobar, son bastantes. Pero, ¿qué riesgos tiene esta aplicación?. Veámoslos…..

1) Fomenta claramente las compras impulsivas. Está diseñada para que tengas que ir a comprar a una de sus tiendas cada dos o tres días, que es más o menos el periodo que duran sus ofertas.

2) Ya no tienes que ir a sus tiendas para ver el folleto con sus ofertas, lo tienes en tu móvil y lo puedes consultar cuando quieras, por lo que terminarás yendo a comprar muy frecuentemente.

3) Buscan generar en el usuario la sensación de exclusividad, que las compras de sus ofertas son oportunidades que se te presentan a ti y que por tanto, no puedes dejar escapar, ya que los que no tienen la aplicación, no pueden comprar a ese precio.

4) Al reducir las ofertas a muy pocas unidades, generan la sensación de ser una oferta tremendamente buena, por eso sólo te dejan comprar dos unidades, para que no abuses del supermercado. Desarrollan en ti como usuario la sensación de que te estás aprovechando tú del supermercado, y claro, terminarás comprando las dos unidades de todos los productos ofertados, para no desaprovechar tan buena oportunidad.

5) Buscan que seas un cliente activo. Todos los cupones requieren al menos una acción de tu parte, pues no basta con pasar tu móvil por caja para aplicar los descuentos, sino que tendrás que estar pendiente de activarlos en la aplicación antes de usarlos. Con esto, Lidl busca que estés activo, que seas tú quien tenga que activar esos cupones. También, si no los activas, pasarás por caja, no te harán el descuento, y si reclamas, ellos no son culpables, tú no lo has activado. Muy probablemente, entrarás de nuevo al supermercado para hacer otra compra de los mismos productos para aprovechar la oferta.


6) Te hacen ser un cliente afortunado. Después de cada compra, Lidl te envía un «Rasca» que en muchas ocasiones te sale premiado, por lo que te reforzará en cada compra, pero lo que busca Lidl es que vuelvas a acudir a la tienda lo más pronto posible. A mí me han regalado bolsas de rafia y descuentos de 0,25 euros para la siguiente compra. Lo que buscan es que vuelvas pronto para cobrar tu regalo. Pasados 7 días, perderás el regalo, por lo que tendrás que ir antes de que pasen esos 7 días para cobrar tu premio ¡¡25 céntimos!!, pero claro, ¿cómo no vas a cobrar tu regalo? Lo mejor es que muchos clientes acudirán a la tienda en coche, por lo que el gasto de combustible será mayor que el premio a cobrar. Después de cada compra, en tu ticket, te aparece el importe de la compra realizada, y el ahorro que has tenido como privilegiado usuario de Lidl Plus, lo que buscan es que tengas la sensación de estar aprovechándote de la tienda.

7) Buscan ser tu primera ocupación cada día. En estos días de Navidad, Lidl ha puesto en marcha una oferta en forma de calendario de adviento, con una oferta exclusiva para los usuarios de Lidl Plus cada día, y esa oferta era de un solo producto, y válida por un solo día, además de limitada a dos unidades. Lo que Lidl busca es que estés todos los días pendiente de qué oferta exclusiva hay en cada día, y termines acudiendo casi diariamente a su tienda a comprar.

 

Todos estos son los riesgos de usar este tipo de aplicaciones, que son tremendamente adictivas. Como se ha dicho al principio del artículo, se nos ofrecen este tipo de aplicaciones y se nos presentan solo con las muchas ventajas, pero nadie nos avisa de los riesgos de su uso. No le quepa duda de que cuando un producto que ofrece un servicio es gratis, es que el producto es usted. Lidl ha creado esta aplicación no para que usted disfrute de suculentos descuentos, sino para garantizarse que usted va a seguir comprando en sus tiendas regularmente, y además, de forma impulsiva e irreflexiva. 

Sabiendo los riesgos de esta aplicación, usted decide si quiere usarla o no, y sabiendo qué busca la cadena de distribución con su creación. 

5 Respuestas

  1. Rocío Alhama

    Hola, soy usuaria de esta aplicación y le voy a contar mi experiencia, yo abro la aplicación de Lidl en casa cuando quiero ver el folleto y mis gastos, las ofertas solo las miro cuando estoy dentro del supermercado, lo que a veces me ayuda y otras no, ya que si no consumo un producto, no lo voy a comprar solo por el simple hecho de que esté en oferta.
    Voy a que no se puede juzgar a una empresa por querer vender, obviamente está para eso. Creo que somos las personas las que tenemos la responsabilidad de nuestros actos, y el volvernos adictos a algo, claro está que hay personas que son más propensas a tener una adicción, pero ¿de quién es la culpa?? ¿Acaso tiene la culpa el dueño de un bar de que un cliente se haga ludópata por tener una máquina tragaperras? Yo muchas veces lo he pensado así, pero con el tiempo me he dado cuenta de que a mí personalmente nunca me han dado ganas de echar una moneda, será porque no me gustan las luces de colores…

    • Antonio Gijón López

      Hola Rocío, efectivamente, cada uno es responsable de usar una aplicación como crea conveniente, y en el caso de una aplicación como la de LIDL, se puede hacer un buen uso, o un mal uso. Nuestro interés no es atacar a la empresa que ha creado la aplicación, ni prohibir su uso, ni siquiera que nadie deje de usarla, sino poner en conocimiento de la población cómo funcionan este tipo de aplicaciones y qué riesgos tiene. Cada cual es libre de usarla como crea conveniente. Yo personalmente soy usuario de esta aplicación y disfruto de sus ofertas. Le deseo igualmente, disfrutar de sus ventajas, sin caer en un mal uso de ella.

  2. Hola !
    Yo también soy usuario de esta aplicación y la utilizo responsablemente bajo mi criterio, no bajo el criterio del supermercado. Por eso estoy completamente de acuerdo con Rocío, aunque eso no está reñido con la tesis de Antonio que la encuentro muy acertada, puesto que lo he visto con mis propios ojos eso de la supuesta «adicción». Lo de «supuesta» desaparece cuando ves cómo la gente reacciona cuando el producto está disponible, acumulando unidades como si no hubiera un mañana y cuando no lo está, entrando en un estado catatónico tal que pierden el razonamiento a tenor de lo que oyes que preguntan y murmuran. Además de eso he detectado en varias ocasiones cómo algunos productos no los cobran tal como indican en el precio mostrado y esto por desgracia es recurrente en el LIDL donde yo compro, donde hay que revisar el ticket de lo que compras y reclamar, demasiadas veces de lo que toca, como posible error.

  3. Claudia Perez

    A mi me parece muy buena app la de Lidl Plus, antes todas las semanas entraba en https://ofertassupermercados.es pero ahora es entrar en la app y ver todas las ofertas y descuentos de un vistazo.

    Saludos y gracias

  4. Publican ofertas que no cumplen con la escusa de no ha venido o ya se ha acabado como si fuera tan difícil mantener una oferta por tan solo 3 días
    Publicidad engañosa

Dejar una opinión