La soledad de los adictos y su necesidad de comprensión

publicado en: blog | 0

Los adictos son enfermos que necesitan una atención profesional y especializada.
La familia y amigos, aunque intentan ayudarle, a menudo no cubren las necesidades que ellos tienen de ser escuchados y comprendidos.

Todos hemos visto a personas con problemas de consumo en la calle tiradas en un cajero, durmiendo en un banco o mal viviendo en lugares indecentes. Y la pregunta que todos nos hacemos es «¿dónde está su familia?», o «¡lo que debe de estar sufriendo su madre!», o expresiones similares. Y aunque es un hecho que todas esas personas seguro que tienen familia detrás y seguramente están preocupados por ellos y habrán hecho lo indecible para ayudarles, la realidad es que ambas partes están a años-luz de entenderse.

Lo que ocurre en la mayoría de estos casos es que los adictos no se sienten entendidos por sus familiares, que desde su punto de vista el problema es cuestión de voluntad, es un asunto de falta de motivación y incluso se lo toman como un reto personal al pensar que las recaídas continuas lo hacen voluntariamente para hacerles daño o retarles. Nada más lejos de la realidad. Los adictos recaen porque son adictos y su enfermedad les lleva una y otra y otra vez más a consumir, muy a pesar de su voluntad de recuperarse, a pesar de querer seguir con sus hijos, padres o hermanos, pero su enfermedad tiene más poder que todo eso, y vuelven a caer en el consumo.

Lo que nos encontramos en nuestra dilatada experiencia clínica en CETPAG, es que hay un largo trecho entre las posturas de la sociedad y de la mayoría de las familias de nuestros pacientes y lo que hoy se entiende como enfermedad de adicción, y ahí puede estar el motivo por el cual hay tantos enfrentamientos entre el adicto y su pareja y/o familiares, y que cuando el conflicto es mantenido en el tiempo, termina socavando las relaciones familiares y deteriorando cualquier posibilidad de ayuda mutua.

Sólo así se explica que una persona prefiera estar tirada en la calle durmiendo con cartones en un cajero bancario antes que estar en casa de sus familiares y aceptar la ayuda.

La necesidad de comprensión

Lo que hemos comprobado es que lo que nuestros pacientes necesitan cuando llegan pidiendo ayuda es COMPRENSIÓN. Comprensión por parte de unos familiares que entiendan que no es una cuestión de falta de voluntad; comprensión por parte de una pareja que entiendan que no es un reto personal contra ella; comprensión por parte de unos profesionales que entiendan que están enfermos y no son malas personas y comprensión por parte de su entorno que necesita su ayuda y apoyo para superar esta grave enfermedad.

Nuestro trabajo como psicólogos especialistas en adicciones es abordar la enfermedad de adicción no sólo desde el punto de vista del adicto, sino trabajar también en el ámbito familiar y en la pareja para hacer cambios significativos para que todos afronten esta enfermedad de la mejor manera. También tenemos que hacer ver al adicto que debe cambiar su entorno para hacerlo más seguro y amable para su enfermedad. Y por supuesto, hacer ver al adicto que esto es una enfermedad, y que tiene cura a través de un tratamiento, y que el último y principal responsable de que esto funcione es él y no nadie más.

La herramienta que más efectividad ha dado es la terapia de grupo en la que participa pacientes con el mismo problema y comparten experiencias, situaciones, recaídas y herramientas para recuperarse, supervisada siempre por un profesional sanitario que dirige la terapia. Sin duda esta herramienta ha demostrado ser la pieza clave para que el adicto encuentre su espacio donde poder expresarse libremente, donde poder descargar sus vergüenzas, donde poder librarse de una pesada carga que le atormenta, y sin el miedo a ser juzgado, señalado o censurado.

Nuestro equipo terapéutico de CETPAG está compuesto por psicólogos sanitarios con una amplia trayectoria en el abordaje de las adicciones. Nuestro principal mérito es además haber conseguido con el paso de los años formar un grupo de terapia muy consolidado y cohesionado, donde cuando llega alguien nuevo encuentra ejemplos positivos para expresarse  y abrirse a un nuevo proceso de recuperación, ya que encuentra a personas que han sufrido su mismo problema y que han conseguido ir superándolo siguiendo las pautas de su tratamiento y recuperar una vida satisfactoria.

Animamos a cualquier persona que esté sufriendo esta enfermedad de adicción y a sus familiares a dar el paso y buscar la ayuda necesaria para enfrentarse con garantías, buscando ayuda de profesionales sanitarios cualificados que les guíen en este duro proceso de recuperación.

Dejar una opinión