¿Qué pasa con los adictos durante el confinamiento?

publicado en: blog | 0

Los días de cuarentena suponen un factor de elevado riesgo para los adictos en tratamiento

La idea de escribir este artículo se me ocurrió precisamente ayer, cuando salí al supermercado más próximo a hacer la compra para varios días y evitar tener que salir, y me di cuenta de que un cliente que estaba comprando por delante mía llevaba el carro de la compra bastante lleno. Cabe pensar que estaba comprando aquellas provisiones fundamentales para pasar él, y su familia, varios días sin necesidad de comprar nada más. Todos pensamos en comprar papel higiénico, productos de limpieza variados, legumbres, carnes, conservas, frutas y verduras,…. Lo curioso es que el carro estaba casi copado en su mayor parte de paquetes de latas de cerveza, varias botellas de vino y algunos licores varios, y casi de forma testimonial, algunos productos de alimentación.

Esa foto me inspiró para escribir este artículo. Esa foto representa lo que en terapia continuamente llamamos «estar en activo». ¿Qué importancia tiene una cuarentena como esta si tenemos alcohol para evadirnos? Resulta que ese cliente, es un conocido que vive cerca de casa, y sé que tiene familia en su casa. ¿Es más importante beber que hablar con sus familiares? Puede que para él sí, y seguramente será su evasión.

Es un hecho que para un adicto en activo lo peor que hay es no tener nada que hacer, el tiempo muerto le llamamos en terapia. Es lo que peor llevan nuestros pacientes. Nuestro trabajo básicamente se reduce a intentar que nuestros pacientes estén la mayor parte del las horas del día siguiendo una rutina estricta donde haya tiempo para todo, para hacer deporte, para leer, para ver la televisión, para limpiar, para trabajar,…

Durante nuestra dilatada experiencia terapéutica, hemos aprendido que los fines de semana es donde más dificultades tienen nuestros pacientes porque tienen muchas horas que llenar, y es cuando aparece el aburrimiento, la pereza y el cansancio.

Por ello, en un periodo como esta cuarentena  que se va alargando cada vez más en el tiempo, es normal pensar que quienes tienen un problema de adicción se están exponiendo a situaciones de riesgo elevado al pasar muchas horas en casa sin nada que tener que hacer.

Los problemas de pareja se evidencian más aún

Es muy habitual que detrás de una persona con algún problema de consumo haya problemas de pareja, que en el día a día se ven minimizados por el trabajo de uno u otro y porque el encuentro entre ambos es de unas pocas horas al día. Sin embargo, en esta situación de confinamiento, ambos pasarán todo el día juntos, y esas diferencias entre ambos se ven ahora de forma mucho más manifiesta.

La pareja del adicto lo notará muy impulsivo, muy inquieto, muy susceptible a cualquier estímulo, comentario, acontecimiento,…. Es frecuente que haya reproches, discusiones son situaciones de alto riesgo para un adicto, que pondrá peligrosamente en peligro su abstinencia o terminará cayendo en el consumo ante la falta de habilidades de afrontamiento.

 

El aburrimiento y la pereza, grandes enemigos para caer en el consumo

Cualquier persona que haya estado trabajando con esta población sabe que uno de los peores enemigos de un adicto es el aburrimiento y la pereza, y precisamente en este momento de confinamiento, el aburrimiento es algo fácil en lo que caer, ya que el número de horas que pasamos en casa es muy superiora cualquier otro momento, y las horas por rellenar durante el día son muchas, y a menudo la tendencia es acabar tumbado en el sofá viendo series o películas o videojuegos, o conectado a internet durante horas.

Estas situaciones generan en el adicto una sensación de cansancio emocional, un sinsentido a su vida, y una puerta abierta de par en par para caer en el consumo como solución mágica a ese malestar.

 

La adicción a los videojuegos es un peligro real

Uno de los riesgos en los que se puede caer en esta cuarentena es ocupar muchas horas jugando a videojuegos, algo que puede ser percibido como un mal menor para abordar esta situación durante la cuarentena. Los videojuegos son una forma fácil de tapar el malestar de este confinamiento sin caer en un consumo tóxico, pero eso no quiere decir que sea inocuo, todo lo contrario, hace el mismo efecto negativo que el consumo de drogas, y aparecerán conductas de ansiedad, de aislamiento, de mayor susceptibilidad, y aparecerán conductas de rechazo a otros miembros de la familia. 

La ludopatía o adicción al juego online se dispara en esta situación

Con las restricciones a salir a la calle, es el juego el que se ha quedado como la modalidad de adicción que es más accesible a esta población de riesgo. Hasta el punto es esto así, que el gobierno ha tenido que tomar medidas para evitar publicidad  de casas de apuestas durante el día, limitando su emisión en medios de comunicación únicamente a horas de medianoche. También hay que tener en cuenta que las loterías oficiales del estado han sido canceladas durante el estado de alarma, por lo que las casas de apuestas online estaban situándose como la mejor colocadas para atraer a una gran cantidad de usuarios. La ludopatía es una de las variantes de adicción que peor pronóstico tiene y que peores efectos negativos puede tener tanto para el ludópata como para sus familiares, porque a los daños psicológicos que tiene como cualquier otra adicción, también hay que añadir el problema económico derivado de esta patología.

El alcohol siempre está presente

En esta cuarentena hemos visto escasear productos de primera necesidad, como lejía, desinfectantes, mascarillas, carnes, guantes,… pero en ningún momento se ha hablado de que haya problema de producción de bebidas alcohólicas, cuyo suministro en ningún momento ha estado limitado. Lo podemos conseguir con la misma facilidad de siempre, en cualquier supermercado. Lo único que ha cambiado es que los bares han cerrado, pero se puede comprar en cualquier supermercado o panadería que siga abierta. Es común que un adicto caiga en el alcohol, aunque este no haya sido su principal droga de consumo, y en un momento de confinamiento como este, puede ser un peligro grave para cualquier adicto.

La venta de droga no se ha detenido

Es el negocio que nunca para. Siempre ha estado por encima de las leyes, y por encima de crisis económicas. La droga siempre ha estado disponible, y ahora no es una excepción, la droga sigue vendiéndose. Los ‘camellos’ siguen repartiendo droga recurriendo incluso a servicios de reparto a domicilio legales, donde están incluyendo la dosis de droga para enviarla al domicilio del consumidor simulando un pedido de cualquier otra cosa, como comida rápida.

¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestro familiar adicto?

Si usted es adicto o tiene algún adicto en su familia, y le preocupa que esta cuarentena provoque un problema grave en cuanto al consumo, le damos las siguientes recomendaciones:

– Esté atento, no baje la guardia pensando que por estar en cuarentena, no hay riesgo, siga vigilando como siempre sus conductas, sus estados emocionales, si sale de forma injustificada, o si pide envíos que sean extraños o desconocidos para el resto de la familia.

– Controle las compras, si va el adicto a hacer la compra, asegúrese de que le da el ticket de compra y de que no hay un desajuste entre la compra y el importe del ticket, para evitar que se quede con dinero.

– Encárguese de establecer rutinas en casa, un horario que respetar, y dejar claro que hay cosas que antes no se podían hacer y ahora, tampoco. Controle que se acuesta a una hora prudente y que se levanta a una buena hora. También controle que no se eche una siesta prolongada.

– Evite caer en la trampa del aburrimiento y no tener nada que hacer. Reparta tareas y responsabilidades, y solamente cuando se hayan satisfecho, hay tiempo para ver la tele, alguna serie o jugar a la videoconsola.

– Busque una forma de hacer deporte en casa, aunque sea de forma limitada y con poco espacio y objetos de entrenamiento. El deporte ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

– Puede buscar ayuda profesional. Seguro que en su entorno hay profesionales que siguen prestando ayuda psicológica durante la cuarentena.

Desde CETPAG hemos seguido atendiendo diariamente a nuestros pacientes, tanto telefónicamente, como a través de videoconferencias, y está siendo muy efectiva nuestra intervención, así que le animamos a pedir ayuda, y no justificarse con la cuarentena para caer en el consumo.

 

Dejar una opinión